Memoria y voz

No somos una cifra, ni un número, ni un conteo.

Presentamos el seguimiento que Disidencias en Red hará de los crímenes de los que han sido víctimas personas de las disidencias sexogenéricas en Chile durante 2021, a propósito de su orientación sexual, identidad de género, expresión de género, o su vida disidente. 

Con dolor y respeto hacia las familias sanguíneas y las familias construidas partimos recordando a las personas, nuestras/es/os compañeras/es/os, que en lo que va del año han sido asesinadas: Boris Castillo Arriagada, Valentina López, Sebastián Abarca, Emilia «Bau» Milen Herrera Obrecht y S. C. B. N.

¿Qué son los crímenes de odio?

Los crímenes de odio se definen como actos criminales motivados por prejuicios o imparcialidad hacia ciertos grupos de personas, según la definición de la Oficina para Instituciones Democráticas y Derechos Humanos.

Entre esos grupos se encuentran las personas LGBTQIA+, que pueden ser víctimas de actos que buscan un impacto simbólico, enviar un mensaje de terror o de una «corrección social». La definición y consideración del concepto crimen de odio varía en el mundo de acuerdo a las legislaciones y territorios. 

El crimen de odio se configura como una de las expresiones de los discursos de odio. Dar espacio en lo público (medios de comunicación, discursos políticos) y en lo privado (conversaciones con familia o amigos) a estas conductas impulsa su combate.

¿Por qué llevar este registro?

Este registro busca ser responsable al visibilizar los relatos de las personas que conocieron a las víctimas, reconociendo sus contextos y las interseccionalidades de sus derechos.

Nuestra colectividad no tiene el rol de un tribunal de justicia. No es nuestra labor determinar si jurídicamente un delito es o no un crimen de odio.

Creemos que es importante relatarlo de esta manera porque sigue pasando y no se detiene. 

Tenemos un Estado que no nos conoce, que omite nuestras vivencias y que niega nuestro derecho a una vida libre de violencia y sin discriminación.

¿Qué leyes existen en Chile contra los crímenes de odio?

En la legislación chilena no existe actualmente una definición legal de crimen de odio. Con la entrada en vigencia de la Ley Antidiscriminación (conocida como Ley Zamudio) el año 2012, se incorporó como agravante en el Código Penal para los delitos cometidos con alguna motivación discriminatoria como la orientación sexual o la identidad de género de una persona.

Por otro lado, la reciente modificación a la tipificación del delito de femicidio (conocida como Ley Gabriela), añade que se considerará como femicidio, aquellos asesinatos que se lleven a cabo por razones de género, precisando que se considerarán razones de género, entre otras,  la orientación sexual, identidad de género y la expresión de género de la víctima.

A pesar de estos avances en nuestra legislación, estos actos no se detienen. Además, el reconocimiento social e institucional de estos delitos como hechos motivados por razones de odio no es lo suficientemente claro ni rechazado. 

Los poderes del Estado ante la violencia contra las disidencias

Por otro lado, no menos graves son las diversas negligencias en las investigaciones y juicios de estos casos. El actuar de las policías y personas funcionarias de las instituciones estatales a la hora de investigar o juzgar los delitos suele ser poco oportuno. Además se aplican prejuicios y estereotipos de género teniendo en consideración las realidades de las víctimas y las intersecciones que se cruzan en estos hechos: orientación sexual, identidad de género, expresión de género, ser mujer, ser pobre, ser de provincia, ser indígena, ser una persona racializada, migrante o de la diversidad funcional.

Las instituciones estatales rreconocen ampliamente estas falencias son ampliamente reconocidas por parte. Sin embargo, las acciones conducentes a subsanar estas situaciones dejan mucho que desear, considerando la voluntariedad y discreción a las que se someten estas acciones. 

El Estado chileno ha suscrito tratados de derechos humanos en los que se compromete a no discriminar en el acceso a derechos a las personas. Pero el Estado también ha sido condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por su trato discriminatorio hacia las personas LGBTQIA+ (Caso Atala Riffo y niñas vs. Chile). El Estado tiene la obligación de no discriminar y asegurar  una vida libre de violencia.

A 10 años de la promulgación de la Ley Antidiscriminación, es insostenible que la sola sanción de conductas discriminatorias evite nuevos hechos de violencia. La prevención es el enfoque correcto, tanto en la legislación como en las políticas públicas. Una Ley Integral de Educación Sexual que nos permita educar desde el reconocimiento de otras vivencias e identidades podría contribuir a terminar con las discriminaciones y desconocimientos acerca de las vidas disidentes desde el respeto.

“Lo que no se nombra, no existe”

El trabajo que hemos impulsado desde Disidencias en Red se ha enfocado en la difusión de contenido de manera crítica y propositiva. Sin embargo, nos parece que en un mundo donde lo que no se nombra no existe, es necesaria la visibilización de esta realidad.

El Estado chileno no posee un registro oficial de estos casos, no recopila datos ni antecedentes relevantes para su prevención. El levantamiento de datos ha sido labor de las mismas organizaciones sociales del activismo LGBTQIA+.

Las ausencias, las omisiones y la relegación institucional y social nos obligan a generar este espacio de denuncia, nos permite también llorar a nuestras/es/os compañeras/es/os y construir memoria. Liberarnos del dolor, poder sanar colectivamente y exigir justicia.

No queremos más minutos de silencio: nosotras, nosotres y nosotros vamos a gritar sus nombres.

Lee más

Una respuesta a “DER lanza el Observatorio de Crímenes de Odio y Muertes de personas LGBTQIA+”

  1. Iris dice:

    Estimadas, estimadas, estimados:
    Adjunto el link de la pagina reparación y justicia. Allí podrán encontrar los tres reportes que hemos elaborado a la fecha sobre violencias a disidencias sexuales durante la insurrección y la pandemia. Trabajo articulado con la colaboración de distintas colectivas, organizaciones y activistas lesbianas, trans, LTGBIQ+. A la fecha hemos registrado 87 hechos de violencia que analizamos en cada reporte.
    Gracias por difundirles y por abrir la puerta a una preocupación común https://reparacionyjusticia.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Disidencias en Red es una organización que propone una postura distinta al patriarcado, el colonialismo y el sistema político-económico imperante, a la vez que crea un espacio seguro para el encuentro de la comunidad LGBTQIA+, por fuera de la heteronorma y el sistema cis-binario. Lee más.